Nov 09, 2020 Pablo García Reflexiones No hay comentarios

¿Trabajar y opositar?

En esta entrada de blog descubriremos las ventajas e inconvenientes de aquellas personas que solo opositan y en aquellas que, además de opositar, también trabajan.

Si ya es lo suficientemente duro opositar, que se lo pregunten a las/los que también trabajan. Aunque, como todo en este proceso, al final lo que realmente cuenta es la gestión del tiempo disponible.

¿Hay alguna ventaja para aquellas personas que trabajan y opositan a la vez?

1.“Solo” opositas: No te confíes

Opositar no es como sacar limpio el año de carrera. Sencillamente porque solo tienes una oportunidad cada dos años para demostrar lo que sabes. Aunque dispongas de todo el tiempo del mundo, siempre te preguntarás si estás yendo hacia la dirección correcta.


Recuerda que no es lo mismo estudiar que estar delante de los apuntes ocho horas.

Y, aunque, encontramos muchas ventajas al hecho de que le dediques 100% a la oposición, también hay desventajas que deberías tener en cuenta…

Ventajas

  • Dispones de todo el tiempo del mundo: tu “única” obligación es estudiar cada día.
  • La gestión de tu tiempo se establece según tus objetivos a cumplir: uno o dos temas por mes, un supuesto práctico a realizar cada 15 días, un punto de Programación cada 3 semanas, etc. Vas probando y si lo cumples, tus objetivos son adecuados.
  • Puedes permitirte tener días libres. No sabes lo fundamental que es.

Desventajas

  • Aunque dispongas de mucho tiempo, a menudo lo desaprovechas. El uso del móvil, redes sociales, ves un capítulo en Netflix entre repaso y repaso,…¡Cuidado!
  • Tardas más tiempo en cumplir los objetivos propuestos. Por lo anteriormente expuesto. Al disponer de tiempo, te confías.
  • A veces tienes la sensación de que vas mejor de lo que realmente vas, sencillamente porque estudiando todos los días ese número de horas, no podría ser de otra manera… ¿O sí?

2. Trabajas y opositas: No desesperes

Trabajas en un colegio, en una academia, das clases particulares,… El trabajo siempre hace que no estemos totalmente centrados en el proceso de oposición pero, hoy vengo a animarte. ¿Acaso trabajar y opositar no es lo mejor que te podría pasar? Aquí te explico por qué.

Ventajas

  • Aprovechas absolutamente cada minuto que puedes estudiar. Eres consciente que vas en desventaja en comparación con las personas que solo opositan pero, la realidad es que al final el tiempo que se aprovecha es el mismo. Ni ellos estudian tanto ni tú estudias tan poco.
  • Tardas menos en cumplir los objetivos propuestos. Porque sí. Porque no te queda otra. O te aplicas y te lo curras o te quedas atrás.
  • No hay tiempo para distracciones así que, si tienes tres o cuatro horas al día para estudiar, se equivalen a los compañeros y compañeras que disponen de ocho. Sencillamente porque es imposible estudiar ocho horas al día.

Desventajas

  • Es evidente que NO disponemos del tiempo que nos gustaría para estudiar. A menudo estudiamos los fines de semana, por la noche, muy temprano,… Incluso este estudio dependerá de cada semana, en función a la carga de trabajo que tengamos.
  • La gestión de tu tiempo será la que te permita tu trabajo. Si trabajas todas las tardes, estudiarás todas las mañanas o viceversa. Habrá veces que los días que trabajes varíen y esta organización tendrá que sufrir modificaciones constantes.
  • A veces no puedes permitirte días libres. Muy a tu pesar.

¡NO SE TRATA DE ESTUDIAR MÁS. SE TRATA DE ESTUDIAR MEJOR!

Ana González Pallares

Instagram: @teacher.anacurly

Foto de Escuela creado por pressfoto – www.freepik.es

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies