May 18, 2020 Pablo García Reflexiones No hay comentarios

Cómo llegar lejos en las oposiciones

Cuando estamos opositando, visualizamos nuestro objetivo a muy largo plazo, y eso, a veces, puede causarnos estrés o inseguridad por no saber cómo manejar la situación, o incluso nos planteamos el “¿me acordaré de todo el temario después de tantos meses?

Bien, pues aunque ya lo habréis oído, lo que os va a salvar de todo eso es el ser realistas con vosotros mismos y saber organizaros durante el tiempo de estudio, independientemente de cuánto sea.

La oposición es un proceso a largo plazo, por lo que tiene que haber un poco de presión que nos haga reaccionar. Pero esta presión debe ser la justa para motivarte y no desaprovechar el tiempo, y no más.

Levántate con positividad, analiza tu ritmo de trabajo y haz un planning personalizado y real, no de esos que quedan muy bien en tu mente y luego no se cumplen. No. Establece objetivos pequeños y reales y cúmplelos.

Incluye rutinas en ese planning, tómate tiempo libre, de desconexión y no te fatigues. Si eso ocurre, perderás tu eficacia y empezarás a agobiarte. Mantén esa gotita de presión necesaria pero también la calma. El agobio no te va a hacer avanzar, y a veces, no por echar mas horas, se están haciendo las cosas mejor. Habrá días malos, por supuesto, y semanas; en este caso, ponte objetivos menores, pero cúmplelos.

El agobio no te va a hacer avanzar, no por echar mas horas, se están haciendo las cosas mejor.


Al final del día, te sentirás muy satisfecho/a de haber alcanzado tus metas y esa sensación es la que te va a dar fuerzas y motivación para ir a por tu objetivo del próximo día.

Cuando van pasando horas de estudio, estás mas cerca de tu objetivo. Esas horas no pueden ser un peso, sino un camino hacia la meta. Opositar es, al fin y al cabo, un modo de vida distinto que deberás adoptar durante un
tiempo determinado de tu vida, determinado, y limitado, no lo olvides, esto no dura para siempre.

Apuesta por ti, si no lo haces tú, ¿quién va a hacerlo?. Esfuérzate por empaparte de lo que estudias, por confiar en ti, por sacarte el máximo partido y por vivir el proceso con ganas.

Así que coge fuerzas, las vas a necesitar, rodéate de optimismo y da el máximo de ti. Te sentirás bien, sentirás seguridad en ti mismo.
Y ese, es el mayor secreto para llegar lejos.

Sandra Haro Caballero.

Quizá te interese leer también… La creatividad en oposiciones como arma de doble filo

Photo by Philip Ackermann from Pexels

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies